lunes, 27 de enero de 2014

Agaricus matrum


Fotografía de Juan Rodríguez

El Agaricus matrum L. A. Parra, es una de las doce nuevas especies de Agaricus descubiertas por L. A. Parra,  que presenta en su segundo volumen de la obra titulada Agaricus L. (ligneo) Allopsalliota Nauta & Bas. Su nombre, está dedicado a todas las madres del mundo. En Asturias, fue encontrada por Juan Rodríguez y Santi Serrano, en Lugones, apareciendo cita y foto de ello en el libro. Por sus características, pertenece a la sección Minores, de hongos pequeños, de olor anisado, que al roce o en contacto con el aire, viran al amarillo o amarillo bermejo. Puede ser confundido con Agaricus friesianus, pero este tiene el pie bicolor, rosado en el centro y blanco en el resto, y en España nunca se ha encontrado. En Asturias, lo más fácil es confundirlo con Agaricus comtulus ya que sus caracteres morfológicos son muy similares y sólo mediante el análisis molecular se pueden diferenciar.
Sombrero de hasta 4,5 cm de diámetro, primero de color blanco y con el tiempo ocre o gris, al principio globoso o convexo, después, con el centro aplanado, liso, a veces con fibrillasde color rojizo en el centro. Amarillea al roce.
Láminas libres, apretadas, con laminillas, que van del blanco al rosa pálido y finalmente marrón oscuro.
Pie claviforme o con la base bulbosa, liso por encima del anillo y fibrilloso por debajo. Amarillea al roce, sobre todo en la base. Anillo súpero, liso en ambas caras.
Carne blanca, que se vuelve algo amarillenta en el pie. Sabor agradable. Olor anisado.
Recolectados el 29 de octubre de 2010 en Lugones, Siero (Asturias).
Microscopía:
Esporas elipsoidales, de 4,5-5,5 x 3-4 µm.

Basidios tetraspóricos.
Queilocistidios abundantes.
Reacción de Schäffer positiva (+).

Bibliografía consultada:
Agaricus L. Allopsalliota Nauta & Bas: Luis Alberto Parra Sánchez.
Leer más...

jueves, 16 de enero de 2014

Agaricus bisporus


Fotografía de Juan Rodríguez

El Agaricus bisporus var. albidus (J. E. Lange) Imbach, el champiñón denominado seta de París o champiñón de París, es una seta que no se encuentra con mucha facilidad en estado silvestre. Sin embargo, cultivada, es la que más se comercializa y consume. Nosotros la encontramos este otoño, buscando setas para la exposición de la Jornadas Micológicas, sobre un montón de estiercol vacuno. Es un buen comestible. Se utiliza mucho en guisos y con carnes, pescados y verduras. También crudo, en ensaladas, pero no es recomendable, ya que contiene, en una cantidad aproximada de 200 microgramos (μg), un compuesto de hidrazina, la agaritina, que es un carcinógeno, aunque de los estudios realizados no se han podido sacar, de momento, resultados concluyentes. Esta sustancia desaparece con la cocción. Se confunde fácilmente con el Agaricus campestris, aunque tienen el anillo diferente. Es el único Agáricus que tiene los basidios bispóricos, de ahí su nombre, por lo que microscópicamente es fácil de diferenciar del resto de los de sus género.
Sombrero de hasta 10 cm de diámetro, primero de color blanco y luego crema, globoso o convexo, al principio, después con el centro aplanado, liso o con escamas crema, sobre todo cerca del margen, que contiene restos del velo.
Láminas libres, estrechas, que van del rosa pálido al pardo oscuro.
Pie cilíndrico, atenuado en la base, de color blanco, algo rosa debajo del sombrero. Se mancha de crema al roce en la parte inferior. Anillo ínfero, estriado en la cara superior.
Carne compacta, blanca, que enrojece al corte, bajo el sombrero y en la parte inferior del pie. Sabor agradable. Olor agradable también.
Recolectados el 9 de noviembre de 2013 en un prado, en Pañeda Nueva, Siero (Asturias).
Microscopía:
Esporas lisas, elipsoidales, de 6-8 x 4,5-6 µm.

Basidios bispóricos.
Queilocistidios ausentes.
Reacción de Schäffer negativa (-).

Bibliografía consultada:
Guía de campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Setas de Madrid (3 Agaricus): Sociedad Micológica de Madrid.

Web consultada:
www.asturnatura.com.
Leer más...

martes, 14 de enero de 2014

Russula sanguinea


Fotografía de Juan Rodríguez

Sinónimo: Russula rosacea
Esta especie, la Russula sanguinea (Bull.) Fr., es bastante común y abundante en nuestros pinares, en todo tipo de suelos y a diferentes altitudes. No es comestible debido a que su carne es muy picante, pudiendo provocar trastornos gastrointestinales, aunque en algunas zonas, creo que se utiliza como sustituto de la guindilla y la pimienta. Se identifica por el color del sombrero y del pie, por sus láminas ligeramente decurrentes y su sabor tan picante. Se puede confundir con otras Russulas de sombrero rojo como Russula lepida, de láminas blancas y pie rojizo, Russula emetica, de láminas y pie blanco, Russula drimeia (R. sardonia), Russula queletii,...
Sombrero de 4 a 10 cm de diámetro, convexo, con el tiempo, aplanado y un poco deprimido en el centro. Cutícula viscosa con tiempo húmedo, de color rojo vivo, aunque con el tiempo, o por efecto de la lluvia, se decolora con facilidad a rosa pálido.
Láminas al principio apretadas, después más espaciadas, algo decurrentes, primero blancas, en la madurez, cremosas.
Pie cilíndrico, robusto, con el tiempo cavernoso, blanquecino coloreado de rojo, con manchas amarillas al envejecer.
Carne de color blanco, rojo bajo la cutícula, de sabor picante y olor afrutado.
Recolectada en Tineo.
Microscopía:
Esporas ovoides con verrugas, de 7-9 x 6-7,5 µm.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: E. Gerhardt, J. Vila y X. LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.

Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz

Leer más...

martes, 7 de enero de 2014

Russula torulosa


Fotografía de Juan Rodríguez

Esta especie, la Russula torulosa Bres., es muy común en nuestros pinares, en especial, en los arenosos. No es comestible debido a que su carne es dura y picante. Se puede confundir con la Russula sanguinea, de colores rojo y rosa, pero no púrpura, con la  Russula drimeia (R. sardonia) con las láminas de color amarillo limón y cuya carne reacciona con el amoniaco tomando una coloración rojiza o rosada y con la Russula queletii, que tiene el margen del sombrero ligeramente estriado.
Sombrero de 5 a 10 cm de diámetro, convexo, con el tiempo, un poco aplanado. Cutícula brillante, de color rojo púrpura o vinoso, a carmín, con el centro casi negro.
Láminas bastante apretadas, primero blancas, en la madurez, cremosas.
Pie duro y robusto, de color rojo violáceo, pruinoso y blanquecino en la base.
Carne dura, de color blanco, algo roja bajo la cutícula, de sabor picante y olor a manzana.
Recolectada en la ría de Navia.
Microscopía:
Esporas de subglobosas a ovoides, de 7-9 x 6-8 µm.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: E. Gerhardt, J. Vila y X. LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.

Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza y Guillermo Díaz
Web consultada:
www.fungipedia.es
Leer más...

sábado, 4 de enero de 2014

Boletus radicans


Fotografía de Juan Rodríguez

Sinónimo: Boletus albidus
Esta especie, el Boletus radicans Pers.: Fr., se encuentra con relativa facilidad, principalmente bajo robles y encinas, aunque también puede aparecer bajo hayas. Su nombre hace referencia a la base radicante de su pie, y su sinónimo, al color blancuzco de su sombrero. Aunque no es tóxico, tampoco es comestible por su sabor amargo. Es fácil de reconocer por el sombrero claro, los tubos amarillos y su sabor amargo. Se podría confundir con el Boletus calopus, pero éste tiene el pie rojo hacia la base con un marcado retículo. Se distingue del Boletus satanas por sus poros rojizos y su retículo rojo del pie.
Sombrero de 5 a 20 cm de diámetro, inicialmente hemisférico, después convexo, con el borde incurvado. Cutícula seca, de color blanquecino al principio, después de un beige grisáceo pálido.
Tubos amarillos, con poros también amarillos, que azulean al roce.
Pie fuerte y robusto, globoso al principio, a veces algo bulboso o claviforme, con la base radicante.
Carne amarillenta, que azulea rápidamente al corte, de sabor amargo y olor desagradable.
Recolectada en Espiniella, en Siero.
Microscopía:
Esporas amarillo oliva, fusiformes, de 10-15 x 4-6 µm.
Basidios claviformes y tetraspóricos.

Bibliografía consultada:
Hongos de España y de Europa: E. Gerhardt, J. Vila y X. LLimona.
Hongos en Castilla y León: José Bastardo del Val, Aurelio García Blanco y Miguel Sanz Caranzo.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.

Las setas en la naturaleza: Ramón Mendaza.
Web consultada:
www.asturnatura.com
Leer más...