miércoles, 11 de noviembre de 2015

XXVI Jornadas Micológicas de Pañeda en Siero

Mesa de las setas tóxicas

El pasado año culminamos un ciclo de veinticinco años, a partir de entonces pensábamos tomárnoslo con calma, paso a paso. Pero, llegado el momento de preparar la XXVI exposición, pusimos otra vez los motores en marcha, al igual que en años anteriores y al final, el trabajo colectivo tuvo su premio. Conseguimos superar las previsiones, ya que aspirábamos a exponer 350 especies diferentes, la media anual desde 1990 es de 351, y llegamos a las 400. Las visitas a la misma fueron tan numerosas como en los mejores años, no sé si por el buen tiempo o, a pesar de ello. Todos los años procuramos añadir una novedad, y si el padsado año presentamos una mesa con los “Hongos medicinales, los tres hongos del emperador” : el Rheishi (Ganoderma lucidum), Shiitake (Lentinula edodes) y el Maitake (Grifola frondosa), éste año lo hicimos con los terribles parásitos del género Armillaria, la Armillaria mellea y la Armillaria ostoyae, con panel explicativo de sus andanzas. Como siempre, nos quedaron bastantes setas sin clasificar, más de las que quisiéramos, a pesar de dedicarle la noche del viernes y el sábado, todo el dia. Conseguimos 23 nuevas especies, recogidas y clasificadas por primera vez en la exposición. Además, en la mesa de las tóxicas, estaban 6 mortales: Amanita phalloides; Lepiota brunneoincarnata, brunneolilacea, helveola y josserandi; Galerina marginata y Paxillus involutus. Por géneros, hemos contabilizado 22 especies de Lactarius, 1 nueva; 23 de Russula, 1 nueva; 15 de Hygrocybe; 21 especies de Tricholoma; 28 de Cortinarius, 2 nuevas; 11 de Inocybe, 2 nuevas; 12 de Agaricus y 14 de Amanita. El lunes día 9, por la mañana y como el pasado año, vinieron a ver la exposición los alumnos de 4º de la ESO del Palacio de Granda, que tuvieron la ocasión de conocer el mundo de los hongos, un mundo desconocido para la mayoría de ellos.

Antonio Sánchez, con los alumnos y alumnas del Palacio de Granda
Leer más...

lunes, 2 de noviembre de 2015

XXVI Jornadas Micológicas de Pañeda en Siero

Como veis en el cartel, el próximo fin de semana organizamos las Jornadas Micológicas que todos los años hacemos el domingo siguiente al 1 de noviembre.
El martes tendrá lugar la presentación, en el Hotel Cristina de Noreña, con la asisitencia de los alcaldes de Siero y Llanera y la alcaldesa de Noreña, alcaldes de la comarca del Nora. También habrá una degustación de platos elaborados con setas, para todos los colaboradores y representantes de las entidades y asociaciones invitados.
El jueves empezaremos a recoger setas por los alrededores de Pañeda y otros pueblos del concejo de Siero. El vienes lo haremos por algunas provincias limítrofes y el sábado por diversos hábitats de Asturias.
Todas aquellas personas que quieran colaborar con nosotros, pueden hacerlo recogiendo setas y llevándolas, el sábado, al local de la exposición, en las antiguas escuelas de Pañeda.
El sábado nos dedicaremos a identificar y clasificar las setas para la exposición que tendrá lugar el domingo, donde dispondremos de un sevicio de bar, con invitación de pinchos de tortilla de setas, por consumición.
Leer más...

martes, 3 de marzo de 2015

Cortinarius azureovelatus

Fotografía de Juan Rodríguez

Cortinarius azureovelatus P. D. Orton, pertenece al subgénero Sericeocybe de sombrero sedoso y pie seco, y al grupo anomalos, especies difíciles de distinguir entre sí. No comestible o de comestibilidad dudosa, como todas las del género, ya que al comprender algunas especies que pueden ser mortales y dado lo difícil que resulta identificarlas, hacen que todo el género esté bajo sospecha para el recolector de setas.
Se parece mucho a Cortinarius anomalus, que tiene el sombrero con una capa micacea, como con baba seca de caracol, y es algo más pequeño. Cortinarius azureovelatus tiene más azul, el margen del sombrero y la zona del velo del pie, y sus esporas son más grandes.
Sombrero de 4 a 9 cm de diámetro, inicialmente convexo, luego aplanado y con un pequeño mamelón, de color azul pálido, con fibrillas de color ocre como la zona umbonada y con el margen más azulado.
Láminas apretadas y escotadas, de color malva azulado, y pardas en la madurez.
Pie cilíndrico con base bulbosa, de color blanquecino o ligeramente azul púrpura, de color lila en la parte alta y con decoraciones en forma de brazalete. de color amarillo ocre, más evidentes en la base. Con restos del velo,de color amarillo ocre, de joven.
Carne de color blanquecino a violáceo en el ápice del tallo, con sabor agradable. Suave Olor Recolectada en La Belga, en el municipio de Siero, el 23 de octubre de 2009.

Microscopía:
Esporas de subglobosas a elipsoidales, con finas verrugas, de 7-8 x 5,5-6,5 µm.

Bibliografía consultada:
Guía de los Hongos de la Península Ibérica, Europa y Norte de África: Régis Courtecuisse y Bernard Duhen.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Web consultada:
www.fungaiolisiciliani.it/
www.rogersmushrooms.com
www.smnf.fr/
Leer más...

domingo, 1 de marzo de 2015

Coprinus xanthothrix

Fotografía de Juan Rodríguez

Coprinus xanthothrix Romagn., es una especie sin valor culinario, encontrada sobre suelo arenoso quemado en la playa de Rodiles, aunque, según algunos autores, no es exclusiva de restos de madera carbonizados, ya que también crece en bosques de planifolios, sobre hojas, raíces, ramas y troncos en descomposición, a veces, sobre una pelusilla de color naranja brillante denominada ozonium.
Esta especie fue descrita científicamente en 1941 por el micólogo francés Henri Charles Louis Romagnesi, que la nombró Coprinus xanthothrix. Era conocida por ese nombre hasta 2001, cuando, como resultado de los análisis moleculares (ADN), se demostró que el género Coprinus contenía grupos de hongos con caracteres diferenciados entre sí, pasando esta especie a ser nombrada Coprinellus xanthothrix (Romagn.) Vilgalys, Hopple & Jacq. Johnson.
Se parece mucho a una forma gris pálido del Coprinus micaceus, actualmente, Coprinellus micaceus y la diferencia, de hecho, de las dos especies, requiere el análisis microscópico: C. xanthothrix, tiene esporas ovales, en contraste con las esporas de C. micaceus, que son en forma de mitra. Especie morfológicamente similar a Coprinellus xanthothrix es, también, Coprinus domesticus, actualmente, Coprinellus domesticus, pero en éste, los gránulos del sombrero son blancos y sus esporas cilíndrico-elipsoides.
Sombrero de 2 a 4 cm de diámetro, inicialmente ovoide alargado, luego cónico acampanado, de color ocre, decorado de copitos que van de blancuzcos hacia el margen, a ocráceos y más oscuros, apretados y erizados en la zona apical. Margen estriado casi hasta el vértice.
Láminas ascendentes, delgadas y apretadas, de color gris crema, negruzcas y delicuescentes en la madurez.
Pie de color blanquecino, ligeramente engrosado del ápice a la base. Sin Anillo.
Carne escasa, sin sabor destacado. Olor inapreciable.
Recolectada en Rodiles, en el municipio de Villaviciosa, el 30 de octubre de 2009.

Microscopía:
Esporas de ovoides a elipsoidales, con poro germinativo, de 7-9 x 4,5-5,5 µm.

Bibliografía consultada:
Las setas en la Naturaleza: Ramón Mendaza Rincón de Acuña.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Web consultada:
web.micolosa.net/
www.first-nature.com
www.it.wikipedia.org/
Leer más...

miércoles, 25 de febrero de 2015

Coprinus auricomus

Fotografía de Juan Rodríguez

Coprinus auricomus Patouillard, es una especie, sin valor culinario, poco frecuente y rara, por lo que es difícil de encontrar, a pesar de ser muy precoz, ya que sale desde comienzos del verano hasta el otoño. Crece formando grupos sobre tierra rica en materia orgánica y restos vegetales de bosques húmedos de caducifolios. Se caracteriza por el color pardo rojizo de la cutícula del sombrero, que con la edad se decolora, excepto su disco central, y por su margen con estrías bifurcadas.
En 2001 se utilizó filogenética molecular en su estudio y se la reubicó en el género Parasola, con el nombre aceptado de Parasola auricoma (Pat.) Redhead, Vilgalys & Hopple. Estudios posteriores (2010), lo confirmaron y también determinaron que Pseudocoprinus besseyi y Coprinus elongatipes eran la misma especie que Parasola auricoma. Se diferencia de Coprinus plicatilis, actualmente, Parasola plicatilis (Curtis) Redhead, Vilgalys & Hopple, por los tonos más grisáceos de éste y por sus láminas fijas a una zona anular situada en torno al ápice del pie.
Sombrero de 2 a 4 cm de diámetro, inicialmente ovoide alargado, después acampanado y finalmente como una sombrilla con estrías bifurcadas. Cutícula de color pardo rojizo que se decolora con la edad  excepto en su disco central que permanece estable y con pelos aterciopelados hacia el centro, en los ejemplares jóvenes.
Láminas libres, delgadas, apretadas, blancas, luego grisáceas y finalmente ennegreciéndose, aunque poco delicuescentes.
Pie largo, liso, cilíndrico, de color blanquecino, algo ensanchado en la base y más atenuado en el ápice. Sin Anillo.
Carne delgada, insignificante, sin sabor destacado. Olor inapreciable.
Recolectada en La Belga, en el municipio de Siero, el 24 de septiembre de 2008.


Microscopía:
Esporas lisas, ovoides o elipsoidales, con poro germinativo, de 11-14 x 6-8 µm.
Basidios tetraspóricos.


Bibliografía consultada:
Las setas en la Naturaleza: Ramón Mendaza Rincón de Acuña.
Guía de Campo de los Hongos de Europa: Marcel Bon.
Web consultada:
www.micoex.org
www.amanitacesarea.com

www.fichasmicologicas.com 
Leer más...